La Primera Sal Ecológica del Atlántico

Salinas del Odiel se encuentra ubicada en un espacio de extraordinario valor natural, a orillas del Océano Atlántico.
Desde aquí llevamos la sal hasta las despensas de todos los hogares.

La Primera Sal Ecológica del Atlántico

Salinas del Odiel se encuentra ubicada en un espacio de extraordinario valor natural, a orillas del Océano Atlántico. Desde aquí llevamos la sal hasta las despensas de todos los hogares.

Sal Fina Ecológica
Sal Fina Ecológica (bote)
Sal Gruesa Ecológica
Sal Fina Yodada
Sal Rosa del Himalaya
Sal Gruesa Yodada
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider
Sal Fina Ecológica
Sal Fina Ecológica (bote)
Sal Gruesa Ecológica
Sal Fina Yodada
Sal Rosa del Himalaya
Sal Gruesa Yodada
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

Cosecha de la Sal

Reproducir vídeo

Las salinas cuentan con un total de 12 balsas cristalizadoras donde descansa el agua marina hasta que alcanza el óptimo grado de concentración de sal, momento en que el agua es retirada de las balsas para comenzar a cosecharlas.
La cristalización de la sal se produce gracias al proceso de evaporación natural del agua marina por acción del sol y el viento.

Cosecha de la Sal

Las salinas cuentan con un total de 12 balsas cristalizadoras donde descansa el agua marina hasta que alcanza el óptimo grado de concentración de sal, momento en que el agua es retirada de las balsas para comenzar a cosecharlas.
La cristalización de la sal se produce gracias al proceso de evaporación natural del agua marina por acción del sol y el viento.

Reproducir vídeo

Todo esto ocurre en el corazón del Paraje Natural Marismas del Odiel, en perfecta convivencia con las especies que aquí habitan. Prueba de esta relación armónica es la declaración de este espacio como Reserva de la Biosfera, por la conciliación de la conservación del patrimonio natural y el desarrollo socioeconómico sostenible de la población.

Todo esto ocurre en el corazón del Paraje Natural Marismas del Odiel, en perfecta convivencia con las especies que aquí habitan. Prueba de esta relación armónica es la declaración de este espacio como Reserva de la Biosfera, por la conciliación de la conservación del patrimonio natural y el desarrollo socioeconómico sostenible de la población.