Paraje Natural Y Reserva de la Biosfera Marismas del Odiel

paraje1

 

Salinas del Odiel se encuentra ubicada en un espacio de extraordinario valor natural catalogado como  Paraje Natural dentro de la Red de Espacios Protegidos de Andalucía, y que integra a su vez dos reservas naturales,  las Marismas del Burro y la Isla de Enmedio. En él, la confluencia de las desembocaduras de los ríos Tinto y Odiel y el encuentro entre las aguas dulces y saladas, han dado lugar a un complejo sistema de marismas influenciadas por las mareas, que constituye uno de los humedales litorales más emblemáticos de España.

 

Las características especiales del medio físico (fluctuación de mareas, amplio rango de salinidad) confieren al paraje una enorme riqueza de hábitats y paisajes, encontrándonos desde marismas mareales, a lagunas como la del Batán y la del Taraje, pasando por la playa del Espigón o los bosques de El Almendral, El Acebuchal y La Cascajera. Esto conlleva la existencia en la zona de una gran diversidad biológica, siendo especialmente representativa su variada e importante avifauna.

 

Marismas del Odiel representa un lugar de escala fundamental en las rutas migratorias de millares de aves, y alberga importantes colonias reproductoras de algunas especies de interés especial, como la espátula, con una colonia de cría que supone el 30% de la población europea, la garza imperial, la garza real, o el flamenco, una de sus especies más emblemáticas. También es destacable la población invernante de águila pescadora, una especie amenazada, y la gran variedad de limícolas y gaviotas.

 

paraje2

 

Pero no sólo sus valores naturales motivaron la declaración de Marismas del Odiel como Reserva de la Biosfera por la UNESCO, sino también los importantes valores históricos y etnográficos ligados a aquellos.
La producción de sal es uno de los aprovechamientos de los recursos naturales más interesantes de la zona. Todavía se pueden contemplar salinas artesanales en la zona. Además, la recolección de piñones, la apicultura, la ganadería, la pesca y el marisqueo forman parte de las actividades que el hombre ha realizado tradicionalmente.

Debido a la riqueza mineral, salina y pesquera de la zona junto a su estratégica situación geográfica, estas tierras fueron colonizadas por diversas culturas. Dentro de los límites del paraje, en la Isla de Enmedio, se han encontrado importantes yacimientos arqueológicos. Aunque existen vestigios de civilizaciones anteriores – tartésica, romana-, destaca en estos yacimientos la ciudad islámica de Sáltes, datada en los siglos X y XI, en la que se pueden encontrar una zona de viviendas, un recinto fortificado y un área de puerto.

Actualmente se desarrollan proyectos de divulgación, investigación y puesta en valor del patrimonio arqueológico de Marismas del Odiel.